5 acciones máximas

¿Quieres leer el artículo más tarde?

Bájalo en PDF 😉

Powered by ConvertKit

Entre tantas decisiones es fácil perder la claridad y caer en estado de incertidumbre. Un ejercicio diario puede renovar tu espíritu de satisfacción y éxito.

 

Este concepto le va muy bien al hábito que formaremos:

“Protejo mi tiempo, realizando con excelencia, acciones prioritarias que me acerquen a mi propósito de vida”.

La clave está en que tú sepas cuáles son esas acciones prioritarias, para que las realices con excelencia y te acerques a lo que quieres lograr.

Con cientos de distracciones y decisiones por tomar en un día, es muy fácil perderse en la neblina del consumo y los placeres pequeños si no tenemos una linterna que ilumine nuestro camino del éxito.

Es como cuando manejas de noche, ¿acaso necesitas ver todo el camino hasta tu casa, o solamente los siguientes 30 metros adelante del coche? Esto mismo sucede al vivir tu camino del éxito que te llevará a conseguir tu propósito y metas.

No necesitas ver lo que tienes que hacer en 2 años, ni siquiera en uno. Lo que necesitas ver es que harás el día de hoy, y es en ese momento en el que entra la definción de Tus 5 Acciones Máximas.


¿Sabes qué te drena energía? La incertidumbre. Para acabar con ella necesitas tu arma más poderosa: la claridad.

Imagínate que no tienes ni idea de lo que harás hoy, ¿cómo te sientes?, abrumado, incierto, estresado. Ahora imagínate que ya sabes lo que harás hoy… ¿Notas la diferencia? Te sientes más seguro, ligero, tranquilo.

Con claridad puedes utilizar todos tus recursos, talentos y tiempo para lograr lo que TÚ marcaste como importante: Tus 5 Acciones Máximas para hoy.

¿Ir al súper será una acción máxima? Sí, dependiendo de lo que quieras alcanzar en la semana. Tal vez te cambiaste por primera vez a un departamento y encontrar el tiempo para ir al súper es todo un reto que quieres conseguir. Sin embargo, no será una acción máxima, si estás casado y tú te enfocas en los negocios.

¿Renegociar el contrato con tus socios japoneses, será una acción máxima? Sí, dependiendo de lo que quieras alcanzar en la semana. Tal vez seas el socio minoritario y es muy importante para ti conseguir ese 5% extra de acciones. No será una acción máxima, si en este momento de tu vida te ocupas de los hijos mientras tu esposa trabaja.

No existen buenas o malas acciones máximas, ni tampoco algunas más importantes que otras. Todas son las mejores para ti, siempre y cuando TÚ las hayas fijado para lograr tu meta semanal, luego mensual, trimestral, semestral y anual.

¿Conoces a esta persona que te platica con lujo de detalle y durante 40 minutos su visión a 10 años, pero no sabe qué hacer hoy para materializarlo? Esa persona la puedes dejar de ver 20 años y cuando se reencuentren tendrá la misma visión.

Tus 5 Acciones Máximas para el día de hoy te dan TRACCIÓN en tu vida, te permiten avanzar y detectar oportunidades que aparecen en el camino, pero que no podías ver 200 metros atrás (o un mes).

No te vayas a dormir sin haber conseguido estas 5 metas sencillas. Ojo, sencillas, no quieras cambiar el mundo en un día. Recuerda que la palabra clave es “consistencia”.

Cuando realizas lo anterior sales de tu casa sumamente motivado, lleno de claridad para enfocar tu renovada energía en la consecución de tus metas.

Este sistema de desarrollo personal, lo puedes realizar todos los días, de lunes a viernes. Imagínate lo que conseguirás al cabo de:

  • 5 días = 25 metas
  • 1 mes (20 días) = 100 metas
  • 12 meses (240 días) = 1,200 metas

¡Te das cuenta del poder de la consistencia!

El éxito es un resultado inevitable que consigues cuando sumas los ingredientes necesarios: Pasión y Disciplina

Pasión + Disciplina = Éxito

Puedes estar seguro que conseguirás tus metas y en este caso que obtendrás más dinero. Te lo garantizo.

Para llevar tus 5 Acciones Máximas para hoy, necesitas:

1.- Saber tu propósito de vida: ¿Para qué estás vivo?
2.- Conocer tus 5 metas para el año
3.- Desmenuzarlas en semestrales, trimestrales, mensuales, semanales
4.- Escribir Tus 5 acciones máximas para hoy en un papel donde lo veas al principio del día y de preferencia puedas llevar contigo porque lo que quieres es mantenerte enfocado.
5.- Hacer una revisión semanal, los sábados, para que sepas por qué sí las hiciste. Quieres encontrar patrones, caminos rápidos para conseguir lo que deseas, descubrir sistemas que ya haces pero que desconocías.
6.- Celebrar por la noche (con un movimiento de poder, el típico ¡Yes! o lo que tú quieras) que cumpliste con tus 5 acciones máximas. Lo que quieres es decirle a tu subconsciente que eres una persona que cumplo lo que se propone.

El riesgo de fijar tus 5 Acciones Máximas para hoy sin conocer los primeros 3 puntos, es que te sentirás ocupado realizándolas, lleno de energía y satisfacción, pues estás avanzando. No sabes muy bien hacia donde, pero estás avanzando… hasta que se presenta el precipicio o camino cerrado y tienes que dar Vuelta en U, para volver a comenzar.

¡Que no se te vaya la vida! Invierte tiempo en determinar los primeros 3 puntos. No quieres subir una escalera de 30 metros sólo para llegar a lo más alto y decir: Era en la pared de enfrente.

En este programa de TV te platico más:

 

¡Muchas gracias por leer este artículo!

Si te gustó y quieres ayudar a los demás, compártelo en tus redes sociales. Gracias por ser un embajador del crecimiento personal 😉

¿YA CONOCES EL CURSO? 

Fíjate todo lo que puede ayudarte…

Cómo escribir en tu diario de manera sencilla

¿Quieres leer el artículo más tarde?

Bájalo en PDF 😉

Powered by ConvertKit

Al escribir tus aprendizajes, frustraciones y éxitos diarios documentas tu vida y consigues claridad. Te das cuenta de lo que está sucediendo.

Tal vez te haya pasado: te sientes muy bien, pero no sabes por qué; o quieres sentirte como hace un mes pero no sabes cómo. La respuesta está en tu diario.

En el momento que escribes tus vivencias, sentimientos, aprendizaje, frustraciones y éxitos diarios, creas un antecedente de tu vida, construyes una mini cápsula de tiempo que puedes utilizar para mejorar tu presente y futuro. Por ejemplo, si te sientes deprimido, o tus emociones cambian súbitamente y de repente te sientes muy bien y al rato te sientes mal, te caerá muy bien escribir en tu diario enfocándote en tus sentimientos emociones: tristeza, miedo y, por supuesto, felicidad, alegría, placidez, etcétera.

 

Por ejemplo, puedes contestar las siguientes preguntas:

– ¿Cuándo fue la última vez que me enojé?

– ¿Para qué me enojé? (no es por qué, sino para qué)

– ¿Qué causó mi enojo o cuál fue la razón, circunstancia, acción?

– ¿Lo que causó mi enojo estaba dentro de mi círculo de control y yo soy responsable por lo que ocurrió, o fue por algo que no podía controlar?

Si está en mi círculo de control, entonces reflexiono sobre lo que puedo hacer diferente para obtener un resultado también diferente. Acuérdate de la frase de Einstein:

“Locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar diferentes resultados”.

Si está fuera de mi círculo de control, entonces me doy cuenta de ello y lo digo en voz alta:

“Lo que causó mi enojo está fuera de mi círculo de control”.

Entonces descanso y me tranquilizo pues lo que hice fue lo correcto.

El siguiente es un ejemplo de cómo puedes hacerlo:

Dentro de mi círculo de control

a) Haberle gritado a “alguien”

b) Me dormí muy tarde

Fuera de mi círculo de control

a) “Tal persona” no entregó el reporte en el tiempo acordado

b) El sube y baja en las emociones de tu jefe o jefa.

El objetivo con esta distinción es que te enfoques en lo que SÍ puedes controlar y mejorar.

Con la práctica escribirás en tu diario como te acomode mejor y podrás hacer uso de gráficas, fotos, etc., o simplemente escribir en texto, es igual de poderoso. De todas formas aumentarás tu consciencia y entonces tomarás mejores decisiones con las que obtendrás mejores resultados.

También puedes escribir lo que sucede en tu persona y a tu alrededor en ese día mágico en el que todo te salió bien, que te sentiste de maravilla y que fuiste realmente feliz; entonces tendrás una clara y poderosa guía que podrás repetir en otro día que te sientas mal, deprimido o que simplemente te quieras volver a sentir tan bien como aquel maravilloso día.

Comenzarás a descubrir tus “patrones de éxito”, por ejemplo:

– Tengo muchas ideas brillantes cuando salgo a correr a las 6 de la mañana.

– Cierro más ventas cuando me visualizo teniendo éxito con cada cliente.

– Definitivamente a mi esposa no le gusta que hable de su trabajo en el desayuno.

– Consigo la atención de mi jefe cuando le hablo de la pesca que tanto le gusta.

El punto fino es que te sirvas de la vida, que te sirvas de tu día y que lo aproveches para crecer y construir un mejor hoy.

En tu diario puedes escribir:

1. Lo que te gusta de ti y lo que no

2. Lo que te frustra y lo que te hace feliz

3. Lo que quieres tener en la vida

4. La persona en quien te quieres convertir

5. Las 3 cosas que más te gustaron del día de ayer

6. ¿Cuál es tu propósito vital?

7. ¿Qué aprendí el día de ayer?

Lo que tú quieras, poco a poco escribirás con tu estilo. El objetivo máximo es que generes consciencia sobre los aspectos principales de tu vida. Escribir en tu diario es solo uno de muchos hábitos más que puedes implementar en tu persona para convertirte en quien deseas ser. ¿Te gustaría entrenar conmigo para que te ayude a lograrlo?

En este programa de TV te platico más:

¡Muchas gracias por leer este artículo!

Si te gustó y quieres ayudar a los demás, compártelo en tus redes sociales. Gracias por ser un embajador del crecimiento personal 😉

¿YA CONOCES EL CURSO? 

Fíjate todo lo que puede ayudarte…

Cómo visualizar fácilmente

¿Quieres leer el artículo más tarde?

Bájalo en PDF 😉

Powered by ConvertKit

Engánchate emocionalmente con la vida que quieres llevar el último día de este año. Ese día representa la cúspide de tus logros, valores, triunfos, analízalo minuciosamente y “vive” en la visualización cada detalle.

El objetivo es que vibres, te emociones y por ende que tu realidad sea la que quieras alcanzar, entonces tus acciones se adecuarán a esos pensamientos y emociones. Es algo así como programarte para alcanzar tus metas. Esto lo puedes hacer por las mañanas al despertar y con los ojos cerrados. Imagina con detalle y siente la experiencia de cómo será tu vida en este año nuevo, mes o día, en cada situación, con cada persona, en cada escenario, fíjate en los colores, los detalles, los gestos, la ropa, etc. Mientras más detalle, mejor.

Visualízate todas las mañanas para que esa vida que deseas se transforme en tu realidad hoy.

  • Me visualizo teniendo éxito
    • Ya descubriste lo que puedes hacer para obtener más dinero y es momento de enfocarte exclusivamente en esa parte. Vive, siente lo que está sucediendo, congela la imagen, acerca la cámara o ve de cerca los gestos de las personas por ejemplo. Vaya tómate el tiempo suficiente para que “esa parte” se impregne en tu ser. El punto es que llegues a la emoción por medio del pensamiento para que impactes en tu subconsciente y luego acciones conscientemente. Recuerda:
      • El pensamiento se transforma en emoción.
      • La emoción en palabra.
      • La palabra en acción
    • Con la visualización queremos ampliar “esa parte” que descubriste en la meditación con la que ganarás más dinero.
      • Es algo así como, primero encuentro la solución mientras medito. Y luego me enfoco en esa solución mientras visualizo.

La visualización es una herramienta sencilla y poderosa que sirve para dar claridad a tus decisiones. Practica la imaginación y materializa tu realidad.

Engánchate emocionalmente con la vida que deseas tener el último día de este año. Ese día representa la cúspide de tus logros, analízalo minuciosamente y “vive” en la visualización cada detalle.

La visualización es tan sencilla y poderosa que cualquiera puede realizarla. Esta te sirve para tener claridad en tu vida, para recorrer el camino en tu mente.

“Existe algo tan sencillo que un niño lo puede practicar, tan entretenido que desearás volverlo a realizar, tan poderoso que tu vida cambiará… existe la visualización y tú la puedes utilizar”.

 

El objetivo es que vibres y te emociones al imaginarte en el futuro para que tu realidad actual sea como la que deseas alcanzar; entonces tus acciones seguirán a esos pensamientos y emociones. Te estarás programando para alcanzar tu mejor vida.

Cómo visualizarte paso a paso

  1. Por las mañanas, al despertar, ve a tu lugar de crecimiento: sala, estudio, cocina, etc. y con los ojos cerradosimagina a detalle y siente la experiencia de cómo será tu vida ese día, las personas que te rodean, el lugar en donde estás, fíjate en los colores, los detalles, los gestos, la ropa, etc. Mientras más detalle, mejor.

Si visualizas todas las mañanas, la vida que deseas se transformará en tu realidad.

  1. Mantenerte enfocado en los pasos pequeñoste llevarán a obtener grandes metas.
  2. Necesitas ver el cuadro completo, desde lo alto. Ve lo que sucede dentro de ti, en tu familia, en tu trabajo y con tus amigos, para entonces actuar con determinación en los pasos pequeños.
  3. Entrar en acción. Una vez que siembres imágenes de éxito y felicidaden tu sub-consiente, será momento de entrar en acciónpara materializar tu realidad.

 

¡Muchas gracias por leer este artículo!

Si te gustó y quieres ayudar a los demás, compártelo en tus redes sociales. Gracias por ser un embajador del crecimiento personal 😉

¿YA CONOCES EL CURSO? 

Fíjate todo lo que puede ayudarte…

Cómo meditar rápido y sencillo

¿Quieres leer el artículo más tarde?

Bájalo en PDF 😉

Powered by ConvertKit

“La herramienta más poderosa que tiene el ser humano, es la meditación”

Víctor Suárez

Vivimos en un mundo donde la mayoría del tiempo estamos muy ocupados y actuamos en un nivel casi inconsciente, en automático. Queremos las cosas “peladitas y en la boca” para el día de ayer y sin hacer nada (la mayoría de las personas, algunos pocos como tú y yo nos salvamos  J )

El problema mayor se presenta cuando “no sé, lo que no sé” (ya he tratado este tema; sin embargo es tan importante que lo voy a repetir: “no sé, lo que no sé”). Si no se qué debo mejorar, ¿cómo voy a mejorarlo?, si no sé lo que tengo que cambiar, ¿cómo voy a cambiarlo? Resulta muy obvio y sin embargo, muchas personas pasan por este mundo sin saber cómo pudieron  haber sido mejores humanos, o alcanzar más éxitos, o ser más felices. Ahora bien, las respuestas que cambian el rumbo de nuestra vida están en el subconsciente y es ahí a donde llegamos por medio de la meditación.

Ahora bien, para meditar necesitas:

  • Un lugar tranquilo, si te puedes despertar más temprano que los que habitan en tu casa, tendrás un espacio ideal para meditar.
  • Estar sentado cómodamente, sin que te quedes dormido.
  • Comenzar con la respiración profunda y a cuadros, esto es: inhalamos profundamente durante 8 segundos, detenimos por 32 segundos, exhalamos en 16 segundos. Cuando inhales, lleva el aire a la parte baja de los pulmones, como que inflaras tu estómago. Repetimos el “cuadro de la respiración” 3 veces.

Las técnicas para meditar son variadas:

  • Mi maestro
  • Mi santuario
  • Playa y alberca mágica
  • Mis puertas
  • Des sensibilización

En este artículo abundaremos en la técnica de mi maestro mediante el mini-cuento: “La respuesta está en mi”, el objetivo máximo es que encuentres las respuestas que ya están en ti, sólo que a nivel subconsciente.

La respuesta está en mí

 

Ahí estaba Susana, de pié a la entrada de esa enorme caverna, mirándola con bastante respeto.

-Me siento tan pequeña. Espero tan sólo encontrarlo.- dijo Susana con admiración y bastante valentía.

Por otro lado, a 7 kilómetros de ahí, estaba Susana parada sobre la saliente de un acantilado al que ni siquiera las cabras montañesas se atrevían a ir. Inmóvil, tan solo su cabello se movía agitadamente por el viento que continuaba esculpiendo las rocas de aquél lugar. Se veía a ella misma entrando en la majestuosa boca de montaña, notaba el contraste entre su diminuto tamaño y  el de la titánica cueva. Una leve sonrisa se dibujó en su aireado rostro. Susana tenía confianza en ella misma.

Se incorporó, y moviendo con seguridad sus pies, continuó adentrándose. Poco a poco la luz se fue atenuando hasta que tan sólo podía ver a donde sus manos llegaban, al poco tiempo ni siquiera eso. Entonces, enfocó su atención en una luz naranja que brillaba en el fondo de la caverna. -¡Ahí está, con él quiero ir!

-No necesito ver por donde piso pues en mi mente tengo el camino, cerraré mis ojos. El destello azul que irradian las rocas es impresionante, me siento muy segura aquí adentro, este es mi lugar. Quiero un precipicio aquí, tan hondo que llegue a lo profundo de la tierra, y un puente de madera que me lleve al otro lado. Exacto ¡así! Me voy acercando a mi luz naranja, a mi fogata de la sabiduría universal.

Siguió acercándose más y más a su objetivo. Decidió desincorporarse de ella para apreciar el panorama: quería ver el puente atravesando el precipicio desde otra perspectiva, así fue: Emergió como parte de la caverna, y al igual que todo lo que se podía ver, ella irradiaba una luz azul, sólo que más brillante. Se podía apreciar el contorno de su silueta fundida en la pared de la cueva, parecía que ella misma era la enorme cueva azul. Desde ahí apreció el majestuoso paisaje: muy a lo lejos veía un largo puente que colgaba firmemente de dos grandes pilares, uno en cada extremo del precipicio. En medio estaba ella, muy pequeña se veía desde aquí, y sin embargo, acercó tanto la vista que notó los ojos cerrados, así como aquella sonrisa plasmada anteriormente en su rosto sacudido por el aire. Susana tenía confianza en ella misma.

Decidió incorporarse y continuar su viaje hacia la fogata.

-¡Ya lo puedo ver, por fin hablaré con él!, tengo tantas dudas, tanto que preguntarle.

Susana cruzó el puente y llegó a su destino: era una pequeña explanada en donde se encontraba “él” sentado al lado de una fogata, cubierto por una manta negra que impedía ver su cuerpo, manos, pies y rostro.

-Maestro- le dijo Susana mientras se sentaba a su lado.

Guardo silencio durante algunos minutos fijando su mirada en la luz hipnótica de la fogata. Por fin decidió preguntarle tan solo una cosa: -¿Qué acción puedo realizar el día de hoy para que sea un extra-ordinario día?- Esperó paciente su respuesta hasta que la escuchó. Estaba atónita con lo que había oído, era sencilla y poderosa a la vez, realmente la podía llevar a cabo. Era justo lo que necesitaba escuchar.

Le agradeció a su maestro y se puso de pié, quería regresar rápidamente. Decidió volar hasta la entrada de la cueva y al llegar contó hasta diez, movió los dedos de los pies, de las manos y lentamente abrió los ojos para regresar a la sala en donde estaba sentada.

-¡Esto es maravilloso!- dijo emocionada mientras tomaba la pluma que había dejado preparada para apuntar en papel lo que su maestro le había revelado.

Aquel día fue, efectivamente, un extra-ordinario día para Susana y desde entonces, regresa con su maestro cuando así lo desea.

¡Muchas gracias por leer este artículo!

Si te gustó y quieres ayudar a los demás, compártelo en tus redes sociales. Gracias por ser un embajador del crecimiento personal 😉

¿YA CONOCES EL CURSO?

Fíjate como puede ayudarte…