Despiértate a la hora que necesitas en 6 pasos

¿No tienes tiempo de leer el artículo?

Bájalo en PDF y léelo cuando quieras 😉

Powered by ConvertKit

Te quieres levantar temprano, tienes muchas ganas de lograrlo pero por una razón u otra, no lo consigues.

La clave está en conocer los pasos:

1.- Todo comienza con lo que cenas.

La fruta y verdura debe ser el 80% de tu plato. Quieres utilizar la menor cantidad de  energía posible para digerir la cena y guardar tus reservas para levantarte temprano y con ánimos. Si se te antojan 14 tacos, cénatelos el sábado. Te despertarás tarde, pero será domingo.

 

2.- ¿A qué hora te duermes?

Tenemos que reponernos del desgaste diario. Lo conseguimos durmiendo entre 6 y 8 horas. Si vas a invertir un tercio de tu vida durmiendo, hazlo bien, descansa, recupérate. Para lograrlo: elimina los mosquitos, disminuye la temperatura de tu cuarto y reduce los ruidos e iluminación.

3.- Agua antes de dormir.

Ya sé, lo primero que se te vino a la mente eres tú en el baño, y puede ser, al principio, mientras te acostumbras a dormir con un vaso de agua adentro. ¿Sabías que el 65% de tu cuerpo, es agua? Échale la mano, tomándote un vaso de agua antes de dormir para hidratarlo.

 

4.- El despertador a 6 pasos de tu cama.

Seguro has apagado tu despertador para volverte a dormir una y otra vez. Levántate para apagarlo.  Activarás tu cuerpo. Y si tu pareja se enoja, ¡córrele! Te despabilarás más rápido.

 

5.- Muévete.

Mientras caminas hacia el baño, eleva las rodillas, alza los brazos, ¿te acuerdas cómo se movía Rocky?, pues así. Quieres eliminar todo resto de sueño.

6.- Toma agua.

Con un vaso grande tendrás para que tu organismo comience a trabajar. Te rehidratarás, eliminarás toxinas y hasta perderás peso. ¡Una maravilla!

La clave para sentirte exitoso está en reconocer tus avances. No quieres despertarte dos horas antes de lo normal, con 10 minutos será suficiente para mejorar la imagen que tienes de ti mismo: “Ya me estoy levantando más temprano”. Con eso es suficiente para agarrar impulso y poco a poco acercarte a la hora en que te quieres levantar.

Listo, ya estás arriba mientras millones aún siguen dormidos. Les llevas una ventaja. Esto es una muestra para ti mismo de que estás mejorando.

Felicidades.

Si te gustó el artículo y quieres ayudar a los demás, compártelo en tus redes sociales. Gracias por ser un embajador del cambio 😉

 

¿No tienes tiempo de leer el artículo?

Bájalo en PDF y léelo cuando quieras 😉

Powered by ConvertKit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *